Una boda de verano

Los novios se dieron el “sí, quiero” en una romántica ceremonia celebrada en la misma Masía y con el mar Mediterráneo como testigo. Los invitados pudieron disfrutar de un completísimo aperitivo a base de navajas, berberechos, brochetas de gambas, bocados de jabugo,  trufas de foie, raviolis de bacalao y espuma de queso de cabra con miel y piñones, entre muchos otros. No pasó inadvertido el buffete dónde se encontraban el tartar de salmón, el tartar de atún y el steak tartar, que tuvieron un éxito arrollador entre los asistentes. Todo ello, acompañado por agua de sabores, cervezas, vino blanco y champagne para refrescar la que sería una velada totalmente mágica. La decoración, cuidada hasta el más mínimo detalle, la puso Nuovi Piatti.

¿Necesitas un catering para un evento especial?

¿Quieres compartir esta entrada?

¿Tienes alguna consulta?
Lo más reciente en Instagram
Suscríbete a nuestra newsletter